El estrés y la depresión

Al equilibrar el sistema nervioso, la Quiropráctica dota al organismo de una capacidad de resistencia óptima frente al estrés y la depresión.

En nuestra sociedad, cuyo ritmo es cada vez más acelerado, las fuentes de estrés se multiplican: las responsabilidades profesionales y personales, las preocupaciones familiares y financieras, la conta­minación, el tráfico, el ruido, etc. Si se añade a eso una alimentación inadecuada y la falta de ejercicio, se entiende fácilmente por qué tanta gente desarrolla síntomas de estrés crónico o bien se agota y cae en depresión.

Aunque es imposible ralentizar el ritmo del mundo que nos rodea, sufrir los efectos del estrés no es una fatalidad. Cuanto más regulada esté nuestra biología interna, más importante será nuestra capacidad de adaptación. Al equilibrar nuestro sistema nervioso, la Quiropráctica dota al organismo de una capacidad de resistencia frente al estrés.

El estrés y el sistema nervioso

Nuestra respuesta biológica ante el estrés está controlada por nuestro sistema nervioso autónomo, el cual se compone de dos ramas antagónicas, denominadas “simpática” y “parasimpática”. La primera desempeña un papel de “acelerador” del organismo, mientras que la segunda actúa como “freno”.

Ante una percepción de peligro, el “acelerador” nos prepara para una reacción física inmediata: el corazón y la respiración se aceleran, la tensión muscular y la presión sanguínea aumentan. Esta respuesta fisiológica, llamada “de lucha o huida" fue esencial para la supervivencia de nuestra especie en la prehistoria, permitiéndonos cazar nuestras presas o huir de nuestros depredadores.

Concluida la amenaza, el “freno” toma el relevo. La frecuencia cardiaca disminuye, el funcionamiento del organismo vuelve a la normalidad.

El estrés crónico: el asesino silencioso

Se considera que un 80% de la totalidad de los gastos de salud pública se destina a desórdenes vinculados con el estrés.

Recientes trabajos de investigación ponen de manifiesto que el estrés crónico afecta a todos los sistemas del organismo. Puede implicar, por ejemplo, tensión muscular, hipertensión sanguínea, dolores de cabeza, úlceras, diarrea, vómitos, estreñimiento, etc. Un estrés prolongado puede acentuar trastornos como la artrosis, el dolor y la diabetes, así como empeorar el asma, la bronquitis y otros problemas respiratorios.

El estrés crónico debilita también el sistema inmunitario, favoreciendo los resfriados, la gripe y otras infecciones. Desde hace poco se sabe que el estrés es un factor de riesgo en las enfermedades cardiovasculares. Actualmente, la investigación se interesa por el papel del estrés en el proceso de envejecimiento así como en la génesis del cáncer.

Por otra parte, el estrés crónico puede conducir a la depresión, puesto que la lucha constante del organismo puede provocar su agotamiento.

Las soluciones tradicionales

En lugar de solucionar el estrés de raíz, la medicina convencional se limita a enmascarar los síntomas por medio de medicamentos. Sin embargo, los tran­qui­lizantes pueden provocar adicción, y los betabloqueantes pueden conducir a una multitud de efectos secundarios, incluyendo la impotencia masculina.

Además del problema de la adicción, los fármacos contra la depresión modifican la percepción de la realidad y encubren el problema sólo durante la duración del tratamiento, sin resolverlo a largo plazo.

La Quiropráctica: una nueva arma contra el estrés

La Quiropráctica, terapia natural que no recurre ni a los fármacos ni a la cirugía, refuerza la resistencia del organismo frente al estrés.
Al eliminar las interferencias nerviosas a lo largo de la columna, el doctor en Quiropráctica restablece el equilibrio entre el “acelerador” y el “freno”, dotando al organismo de una mejor capacidad de adaptación a su medio ambiente.

Para protegerse de los efectos negativos del estrés, basta con un control del estado de su columna y de su sistema nervioso por un doctor en Quiropráctica. Si su problema requiere un chequeo médico más detallado, éste le dirigirá al especialista más conveniente.

Actúe ahora mismo. Un sistema nervioso saludable es la mejor arma­dura para protegerse del éstres y la depresión.


Referencias:
 
  • Seyle, H. The Stress of Life, New York, McGraw Hill, 1984
  • Benson, H. The Relaxation Response, New York, Morrow, 1975
  • Benson, H. Beyond the Relaxation Response, New York, Time Books, 1984
  • Sapolsky, R.M. Why Zebras Don’t Get Ulcers: A Guide to Stress, Stress Related Diseases, and Coping. New York; W.H. Freeman, 1994
  • Yates RG, Lamping DL, et al. "Effects of Chiropractic Treatment on Blood Pressure and Anxiety : A Randomised, Controlled Trial." Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics, Volume 11, Issue 6, December 1988


En nuestros centros de Barcelona y Sitges, ponemos a su disposición BONOS REGALO para una PRIMERA VISITA.

Llámenos e infórmese en el teléfono 93 811 01 01

Abrimos todos los sábados
Preguntas frecuentes
donde encontrarás respuestas y consejos

¿Cuánto dura el tratamiento Quiropráctico?

La rapidez de respuesta al cuidado quiropráctico puede variar considerablemente. Depende de diferentes factores, tales como la edad y el tiempo que lleva arrastrando el problema. Subluxaciones son como caries dentales. Si se ignoran por mucho tiempo, no quedará más remedio que extraer los dientes. Sin embargo, cuanto antes se detecten, más fáciles serán de tratar. Asimismo, si se trata la subluxación en...

El cuidado de su espalda, cuerpo y sistema nervioso a través de la Quiropráctica implica una vida mucho más saludable y un estado de salud óptimo.
Entrevistas, artículos... El Doctor Chiappinelli y el Centre Chiropràctic de la Columna Vertebral de Sitges y Barcelona en la prensa.