logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

¿Cuáles son los beneficios del cuidado quiropráctico para subir sus defensas inmunitarias?

Los beneficios del cuidado quiropráctico son numerosos. Algunos de ellos pueden incluir la reducción del dolor en sus articulaciones, espalda o dolores de cabeza. Otros incluyen un aumento de la movilidad general y otorgan un mejor equilibrio, coordinación y energía.

No es normal o saludable que una persona tenga molestias o dolor, ya sea este habitual o pasajero. Incluso enfermar varias veces en pocos meses puede ser un signo de alarma para cuidar su espalda o controlar la capacidad de su sistema inmune. Una persona puede estar enferma sin presentar síntomas claros, por ejemplo el 35% de los ataques al corazón ocurren de repente y sin señales de aviso. Esto nos demuestra la importancia de realizar controles periódicos de salud preventivos.

¿Cómo puede la Quiropráctica mejorar su sistema inmunitario?

Con años de investigación, nos hemos dado cuenta de que los virus no nos amenazan a todos por igual y que un sistema inmunitario saludable puede repeler más fácilmente a la mayoría de los invasores. El sistema inmunitario nos protege de enfermedades como la gripe así como de cualquier otro virus o bacteria y se esfuerza por hacer que nos recuperemos pronto cuando enfermamos.

Durante una respuesta inmunitaria el cerebro y el sistema inmune se coordinan como si fueran el general de un ejército ordenando a sus tropas, así que si no funciona bien el sistema nervioso (cerebro) el inmunitario tampoco lo hará.

Las subluxaciones tienen causas múltiples debido a malos hábitos posturales (en la vida cotidiana, en el trabajo, durante el sueño, etc.). El estrés o el envejecimiento son también factores de posibles subluxaciones.

La función del doctor en Quiropráctica es detectar y corregir los bloqueos vertebrales (llamados complejo de subluxación vertebral) que se originan como resultado del aplastamiento que se produce en las raíces nerviosas al reducirse el espacio que existe entre dos vértebras. Esto causará interferencias en la transmisión del mensaje nervioso, debilitando el sistema inmunitario. Dado que el sistema nervioso controla todas las funciones del cuerpo, incluido el sistema inmune, es importante restituir las vértebras a su posición natural para que el sistema nervioso recupere su funcionamiento correcto y ayude a nuestro cerebro a controlar lo que pasa en el resto del cuerpo. Por lo tanto, un buen cuidado quiropráctico puede tener un efecto positivo en el sistema inmune y subir nuestras defensas inmunitarias y hacerlo reaccionar de manera más rápida y eficaz.