logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

Muchas mujeres embarazadas no saben que es posible hacer más para mejorar su propia salud y la de su futuro bebé durante el embarazo

Para su total seguridad debe confiar su salud y su columna vertebral a un auténtico profesional.

El embarazo es un proceso con muchas interferencias en la vida de la futura madre. Su fisionomía debe adaptarse para dar a luz sin producir molestias y la Quiropráctica puede ayudar mucho en el proceso.

La vida moderna actual nos obliga a pasar muchas horas sentados, perdiendo movilidad y flexibilidad en nuestra pelvis.

Los doctores en Quiropráctica equilibramos la columna vertebral y la pelvis; liberamos los bloqueos del sistema nervioso, ayudando a la futura mamá a que se adapte a las modificaciones que su cuerpo experimenta, ayudando a que su bebé se coloque en la mejor posición dentro de la pelvis. Muchas veces hay complicaciones debido a un desequilibrio en su pelvis que se puede corregir y mejorar.

Realizar un tratamiento durante los nueve meses de gestación beneficiará a todo su cuerpo y al de su futuro bebé.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer se transforma radicalmente. La columna vertebral de las mamás debe ir adaptándose mes a mes a los cambios posturales, hormonales y emocionales que van ocurriendo y al peso extra con el que debe convivir durante los meses de embarazo. Un peso que repercute directamente sobre la espalda provocando dolores o molestias que pueden incluso prolongarse hasta después del parto. Esto ocurre debido a una desalineación estructural en la columna y en la pelvis, repercutiendo a nivel de los   músculos y los ligamentos.

Así pues, es de capital importancia cuidar la columna vertebral durante el embarazo.

El desequilibrio de los ligamentos uterinos y de las estructuras pélvicas también reducirá el espacio disponible y afectará al desarrollo del sistema nervioso del bebé.

Mediante ajustes específicos su doctor en Quiropráctica restablece el equilibrio pélvico y la función del sistema nervioso para que tanto la mamá como su bebé puedan afrontar el parto con más facilidad y mayor vitalidad.

PRIORICE SU SALUD Y VISITE REGULARMENTE A SU DOCTOR EN QUIROPRÁCTICA

El doctor en Quiropráctica ayuda al cuerpo a adaptarse a los cambios fisiológicos normales en este periodo de la vida. Mejora el bienestar tanto del futuro bebé como el de la madre; reequilibrando y manteniendo flexible la columna vertebral, la pelvis, el sacro, la cadera y liberando las tensiones que existen en las vértebras, ligamentos y músculos permitiendo que el útero pueda agrandarse simétricamente gracias a una buena posición pélvica a medida que el niño se desarrolle y crezca con normalidad. Además, facilitará y acortará el tiempo de parto.

El embarazo es un momento único y maravilloso en la vida de una mujer. Es un periodo lleno de emociones, una etapa vital de alegría gracias a la ayuda complementaria de un buen cuidado quiropráctico.