logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

La Quiropráctica es el aliado perfecto para disfrutar de una salud completa y magnífica calidad de vida durante la tercera edad.

La prevención es también un factor importante para frenar el desgaste del propio cuerpo con el paso de los años, ya que en esta etapa somos más vulnerables y subir sus defensas ante la aparición de enfermedades es importante.

Si no nos cuidamos, la edad nos lleva a la progresiva pérdida de la capacidad de adaptación que tiene el organismo. Empieza la degeneración en la espalda, las articulaciones dejan de estar bien nutridas y lubricadas y disminuye la coordinación, el equilibrio y la función óptima del sistema nervioso.

Un paciente en cuidado quiropráctico mejorará su flexibilidad y su movilidad general, reducirá los dolores de espalda y extremidades, prevendrá la degeneración articular, disminuirá el número de caídas, aliviará los dolores artrósicos, permitirá aumentar las horas de sueño y mejorará la capacidad de adaptación que tiene el cuerpo ante el dolor, evitando también el cansancio prematuro que nos impide acabar todas las actividades que queremos hacer a lo largo del día.

PRIORICE SU SALUD Y VISITE REGULARMENTE A SU DOCTOR EN QUIROPRÁCTICA

A la hora del ajuste el Doctor en Quiropráctica adaptará su tratamiento al caso específico del paciente. Mediante suaves e indoloros ajustes, se centrará en que el organismo funcione al cien por cien de su capacidad, mejorando y frenando los procesos degenerativos asociados a la edad.

La Quiropráctica es uno de los tratamientos más seguros y eficientes que tenemos para combatir la edad vertebral y se recomienda para pacientes hasta la edad más avanzada. Mediante este tratamiento se elimina o alivia el dolor de espalda y la disfunción en el movimiento articular.

El Doctor en Quiropráctica detectará y corregirá los bloqueos vertebrales (subluxaciones) que se crean en la columna, eliminando la presión que se ejerce sobre las articulaciones y discos, que acaban derivando en inflamación y dolor.

La Quiropráctica previene el desgaste en las articulaciones y elimina los bloqueos articulares o pinzamientos nerviosos que se producen con el paso del tiempo, mejorando la función neuro-músculo-esquelética y la manera en que se comunica el cerebro con el resto del organismo.

Una vez el cuerpo ya se encuentra en equilibrio conservaremos esa vitalidad y energía a lo largo de los años. Reduciremos la ingesta de medicamentos, tendremos más movilidad y mejoraremos la coordinación general. Por consiguiente, envejeceremos de manera más saludable, pudiendo disfrutar de esta maravillosa etapa de la vida, de aquellas actividades de ocio pendientes que siempre hemos querido hacer, de nuestros nietos y sobre todo, del placer de vivir.

Permita regalarle más años a su vida y más vida a sus años con una mejor calidad de vida gracias a la Quiropráctica.