logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

La neuralgia intercostal, más comúnmente conocida como “dolor intercostal”, es una problemática que genera un dolor fuerte e intenso siguiendo el trayecto de una costilla. Es frecuente y puede ser muy incapacitante para quien lo sufre porque casi todos los movimientos son dolorosos.

La neuralgia intercostal o neuritis intercostal, más comúnmente conocida como “dolor intercostal”, es una problemática que genera un dolor fuerte e intenso siguiendo el trayecto de una costilla. Para quien lo sufre, casi todo movimiento es doloroso.

Para entender el origen del dolor intercostal tenemos que entender cómo funciona la caja torácica de nuestro cuerpo. Ésta tiene como función proteger los órganos vitales (pulmones, corazón y esófago). Está formada por 12 vértebras dorsales y cada una cuenta con dos costillas (una a cada lado) uniéndose por delante del cuerpo por el esternón. Los nervios intercostales, fuente del dolor intercostal, tienen como trayecto principal el espacio entre dos costillas y transportan información sensitiva y motriz.

La neuritis intercostal puede presentarse de muchas formas diferentes aunque normalmente ocurre en una área especifica (en un solo lado de las costillas): el dolor puede ser repentino y agudo en un solo punto de la costilla, tanto que se siente como una puñalada o puede irradiarse a lo largo de todo el nervio y provocar una sensación de ardor muy fuerte.

Asimismo, existen diferentes posibles desencadenantes como los cambios de temperatura, al toser, debido a una compresión a causa de levantar incorrectamente demasiado peso (en el gimnasio o al levantar las bolsas de la compra), por un estiramiento, etc.

PRIORICE SU SALUD Y VISITE REGULARMENTE A SU DOCTOR EN QUIROPRÁCTICA

Los distintos orígenes de la neuralgia intercostal

Entre los distintos orígenes causantes de este dolor, los más comunes pueden ser debidos a un bloqueo articular; a la osteoartritis, ya que la degeneración vertebral provoca la disminución del movimiento entre vértebras y del espacio libre para el nervio, al embarazo (en el caso de no haber controlado el buen funcionamiento de su espalda) o bien, a traumatismos (fractura de costilla y esguince).

A pesar de que los síntomas del dolor intercostal suelen ser preocupantes, la mayoría de las veces son de origen neuro-músculo-esquelético debido a un mal funcionamiento articular de la zona vertebral dorsal.

Su doctor en Quiropráctica es el profesional apropiado para curar y solucionar su neuralgia intercostal. Diagnosticará el nivel vertebral afectado con el fin de restaurar la alineación y la movilidad articular idónea y, si fuese necesario, le derivará a otro especialista dado que, a veces, el origen podría ser debido a una enfermedad cardiovascular, una afección en el hígado o a causa del virus herpes zóster, entre otros.

El dolor intercostal es una dolencia que el Doctor en Quiropráctica trata muy a menudo siendo resuelta eficazmente y de forma suave e indolora. Con la ayuda de una camilla electrohidráulica procedente de EEUU y con las técnicas y aparatología apropiadas para su caso, le proporcionará el tratamiento idóneo para restablecer su salud y bienestar.