logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

¿Sufres de dolores nocturnos y duermes mal en general ?¿Estás siempre cansado y cuando duermes bien, a la mañana siguiente te sientes aún más cansado que la noche anterior?¿Cuáles son las causas? ¿Existe un tratamiento?

La glándula pineal es una pequeña glándula con forma de piña que se encuentra en la base del cerebro por encima y detrás de la glándula pituitaria. Su función más importante es regular nuestro ritmo circadiano. Para hacer esto, la glándula pineal libera hormonas en la sangre.

La glándula pineal

La glándula pineal se activa en la oscuridad y comienza a liberar melatonina, que es la hormona más importante liberada por la glándula pineal. Si no se libera suficiente melatonina, no es posible gozar de un sueño continuo, pudiendo provocar problemas de insomnio. 

Cuando por una u otra razón se modifica el buen funcionamiento de la glándula pineal, se crea también una perturbación del equilibrio hormonal vital del organismo, especialmente en las glándulas suprarrenales. Estas son las glándulas que suministran energía a nuestro cuerpo. Esto significa que:

En lugar de cargar nuestras baterías durante la noche, nuestros cuerpos se agotan cuando la glándula pineal no libera las cantidades adecuadas de melatonina.

El resultado es un cansancio muy fuerte por la mañana, incluso después de haber dormido las horas suficientes, dolor de cabeza o de espalda, entre otras dolencias. Lo que origina fatiga crónica si el problema no se resuelve.

Otras causas de la fatiga crónica

En primer lugar, con el cambio de estación , cuando cambia la cantidad de luz en el ambiente, nuestro cuerpo y sobre todo la glándula pineal tienen que adaptarse al cambio.

Los problemas inmunitarios o los traumas físicos; problemas craneales, articulares, musculares, una lesión o una cirugía; así como los traumas emocionales como la depresión, la ansiedad y el estrés; son otras causas comunes que producen una falta de energía permanente.

La fatiga crónica y el tratamiento quiropráctico

La Quiropráctica es una terapia natural que trata el origen del problema y además de restablecer la dolencia, previene futuras disfunciones de nuestro organismo.

Es posible solucionar o mejorar aquellas interferencias que ocasionan fatiga crónica a través de los ajustes quiroprácticos

En general, los resultados son rápidos, con una recuperación total de la energía en pocos días. En algunos casos particulares, es necesario realizar más sesiones para poder restaurar la funcionalidad normal del sistema nervioso y músculoesquelético del cuerpo.