logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

WEB EN CONSTRUCCIÓN

icono-quiropractica-01-w100

Tratamiento Quiropráctico para la Bursitis del Hombro

La bursitis es común en los deportistas. Es la inflamación de una bolsa de líquido que actúa como cojín en algunas articulaciones. A menudo se encuentra en el hombro o el muslo. Suele responder a diferentes tratamientos, que muchas veces no resuelven la causa subyacente.

dolor-de-cadera-tratamiento-01-w600
icono-quiropractica-01-w100

Qué es la Bursitis del Hombro?

Un examen minucioso por un doctor en Quiropráctica buscando la raíz y la verdadera causa del problema, nos permitirá encontrar, por ejemplo, una disfunción en la mecánica articular que provoca compresión o roce de la bursa que se inflama. Las causas de esta disfunción varían de un paciente a otro, por lo que un tratamiento de la verdadera causa no asegurará una respuesta positiva del cuerpo en el proceso de curación de la articulación del hombro. Esta inflamación provoca fuertes dolores en la articulación del hombro. Conozcamos mejor este trastorno y veamos cómo podemos intervenir para deshacernos de él.

No ignores el dolor de hombro

No se apresure a etiquetar su dolor de hombro como bursitis, especialmente si su condición no mejora después de un par de días de descanso. Hay muchas afecciones para las que el dolor de hombro es un síntoma, pero el dolor y la hinchazón no deben ignorarse. Consulte a un médico o doctor en Quiropráctica, especialista en este dominio, si el dolor de hombro perturba las actividades diarias o el sueño.

El tratamiento para la bursitis de hombro con la quiropráctica

Los quiroprácticos ayudan a quienes tienen problemas de bursitis, ya sea de forma directa, a reducir el dolor, o indirectamente, corrigiendo la raíz del problema: mala alineación a nivel de la columna cervical, desequilibrio, subluxaciones dorsales o de la cintura escapular, afectando el funcionamiento correcto del hombro. O bien, un apoyo postural que pudiera haber facilitado o provocado la lesión. Así pues, el tratamiento quiropráctico puede aliviar y cuidar por completo los síntomas, lo que ayuda a los pacientes a recuperar la calidad de vida a corto, medio y largo plazo, quitando dolor y rigidez y devolviéndole la amplitud de movilidad articular correcta.

Tratamiento paso a paso

La misión del doctor en Quiropráctica es verificar la buena alineación de la columna cervical, dorsal y que su curva fisiológica esté dentro de la normalidad. También verificará la ausencia de una posible subluxación cervical, dorsal o del hombro.  Al restituir a las vértebras o a la articulación del hombro a su posición natural, se eliminan las interferencias que crean inflamación y dolor. Además, el sistema nervioso recupera su óptimo funcionamiento. Por consiguiente, los dolores y trastornos desaparecen y se restablece el bienestar y la salud general y articular.

A diferencia de la medicina tradicional, la Quiropráctica no solamente trata un síntoma, como, por ejemplo, el dolor, al contrario, localiza y trata el origen y la causa del problema de manera natural, sin recurrir a fármacos y de sus efectos secundarios o cirugía, liberando las interferencias nerviosas.

CONTRAINDICADO SENTARSE

En los primeros 10 o 15 minutos siguientes a la visita está contraindicado sentarse.

Durante este periodo de tiempo es necesario caminar para movilizar las articulaciones que acabamos de liberar y así facilitar también la buena lubricación articular y nutrición de los discos intervertebrales que la posición sentada imposibilita.

LAS 24 HORAS SIGUIENTES

Durante las 24 siguientes a las primeras sesiones evite cualquier esfuerzo excesivo

De lo contrario, la efectividad del ajuste recibido disminuirá.

ANTES Y DESPUÉS

Antes y después de cada visita evite todo tipo de tensión

Tanto física como mental. Cuanto más relajado se halle, más beneficio obtendrá de su tratamiento.

LAS CITAS

Las citas fijadas deben ser respetadas.

Estas han sido establecidas para lograr los mejores resultados.

DESPUÉS DE UN AJUSTE

Las sensaciones que puede experimentar cada persona después de un ajuste puede variar sin afectar al resultado y beneficio del tratamiento a medio y largo plazo.

Después de un ajuste puede experimentar sensación de relax, mucha energía, bienestar general, desaparición o alivio de síntomas, agujetas o dolor.

Incluso algunas veces puede experimentar molestia dado que el cuerpo tiene que adaptarse a la nueva postura y posición.

Enlaces de interés

icono-quiropractica-artículos-w100

Artículos sobre la Bursitis del Hombro

logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

Cuidar de su salud es nuestra misión