logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

WEB EN CONSTRUCCIÓN

icono-quiropractica-01-w100

Tratamiento Quiropráctico para las lesiones deportivas

Aunque la práctica del deporte puede ser muy divertida y es buena para la salud, existen algunos riesgos. Es común que las personas que practican deportes que conllevan un impacto elevado, como el fútbol o el rugby, se lastimen las articulaciones fácilmente.

Los deportes que no requieren de tanto contacto que se perciben como menos peligrosos, también pueden causar lesiones si no se realizan ejercicios previos de calentamiento de un modo adecuado, además, por supuesto, de infortunios no esperados.

Las lesiones deportivas que más tratamos y que mejores resultados se obtienen con la quiropráctica son las siguientes:

dolor-de-cadera-tratamiento-01-w600
icono-quiropractica-01-w100

Esguince de tobillo

Bien conocido por los deportistas de élite, un tratamiento quiropráctico regular ayuda a fortalecer el tobillo y a aumentar su estabilidad, gracias a una mejor alineación, conseguimos una buena movilidad articular y una mejor flexibilidad. Los nervios y los tejidos blandos a menudo pueden dañarse. Los tratamientos preventivos quiroprácticos realizados con regularidad son el mejor aliado para un deportista de alto nivel, pero también para la población en general, dado que facilita el flujo sanguíneo, lo que acelera la curación y reduce la posibilidad de lesiones. 

Los pies en inversión o eversión

Cuando hablamos de inversión del pie solemos encontrar el calcáneo (hueso situado en el talón) en varo “hacia dentro” y un apoyo mayoritario de la parte externa.

Si hablamos de eversión encontramos el calcáneo en valgo “hacia fuera” y un apoyo mayoritario de la parte interna del pie. Esto también modifica la huella plantar y toda la mecánica del pie y de la marcha, pudiendo llegar a crear un verdadero cambio morfológico y deformación del pie.

Los síntomas más comunes: la pérdida de movilidad de los dedos de los pies, hipotonía muscular del pie y su musculatura intrínseca, sobreesfuerzo de tríceps sural o del tibial posterior o anterior. Esto además puede asociarse a afecciones como la deformación morfológica, cambio del arco plantar, fascitis plantar o juanetes (hallux valgus).

La mecánica del pies es compleja y una buena alineación de la estructura ósea del pie, una corrección específica de los huesos del pie, un ajuste, garantiza una posición correcta de esta articulación que es muy importante para todo el soporte del esqueleto y para evitar efectos secundarios de la cadera, de la rodilla y de toda columna vertebral, entre otras articulaciones.

Talón de Aquiles

La fascitis plantar y la tendinitis de Aquiles son las dos causas más comunes de dolor en el talón. Los atletas y las personas activas, en particular, desarrollan dolor en el talón debido a la tendinitis de Aquiles, pero es posible desarrollar la afección incluso si no eres un atleta.

Muchas veces, los problemas con el tendón de Aquiles son el resultado de una desalineación de la arquitectura del pie o incluso de otras partes del cuerpo. Cuando las articulaciones están desalineadas, tienden a ejercer una tensión adicional y una mala repartición de fuerza y peso en los pies y los tendones de Aquiles. Para minimizar el estrés articular, el quiropráctico ajustará la columna vertebral, la pelvis, la rodilla y las articulaciones del pie.

Tendinitis

El dolor y la inflamación de la tendinitis deben tratarse para evitar el desarrollo de una enfermedad crónica. Es una afección que ocurre cuando un tendón que conecta el hueso al músculo se lesiona, se usa en exceso o se usa mal. Los síntomas de la tendinitis son inflamación, dolor y, a veces, hinchazón. En el caso de una lesión en la que el tendónn se somete a tensión, el tejido blando alrededor del área también puede verse afectado. 

Los tipos más comunes de tendinitis son, entre otros, afecciones de, codo de tenista y del golfista. Sin embargo, otros tendones del cuerpo también pueden presentar síntomas de tendinitis. El tendón de Aquiles, el tobillo, la muñeca e incluso los dedos pueden inflamarse como resultado de la afección.

Codo de tenista

Al principio es solo una molestia, luego ese dolor en el codo se vuelve cada vez más insistente y también aparece un poco de inflamación; finalmente, ya no es posible hacer movimientos simples, como abrir una botella de agua. Este es el curso clásico de la epicondilitis, una inflamación de la parte lateral del codo (externa) más precisamente, de la inserción del tendón de los músculos extensores de la muñeca.
Esta síndrome es más común entre deportistas pero también en personas que realizan trabajos manuales repetitivos.

Por lo tanto, es necesario identificar y tratar las verdaderas causas que muchas veces son de origen mecánico, debido a un desajuste articular. Los ajustes quiroprácticos pueden corregir, realinear y solucionar sus dolencias.

Codo de golfista

La epicondilitis medial (interna) también llamada codo de golfista, el dolor se encuentra en la parte interior del codo, a diferencia del codo de tenista o epicondilitis lateral, en la que el dolor se siente en la ‘parte externa’ del codo.
En ambos casos se trata mayoritariamente de inflamación de los tendones de los músculos del antebrazo debido a un uso excesivo o inadecuado (por mala técnica de tenis o golf) de las articulaciones del codo que se pueden tratar con la Quiropráctica.

Dolor de muñeca / Síndrome del túnel carpiano

Es una irritación del nervio mediano, que pasa por debajo del retináculo flexor de la muñeca. Se caracteriza por sentir hormigueo, dolor y disminución de la sensibilidad en las manos y, a veces, en el antebrazo asociado con debilidad muscular local. Además de ser una posible lesión deportiva, puede afectar a quienes trabajan mucho con el ordenador o estudiantes después de largas horas escribiendo.

El tratamiento quiropráctico tiene como objetivo buscar la causa, restaurar la correcta biomecánica y alineación de los huesos carpianos para recuperar la funcionalidad de la muñeca y la mano, así como la cinemática brazo-hombro-cuello con el fin de eliminar la presión sobre el nervio.

Ciática

Se trata de un dolor que se propaga hacia las nalgas y las piernas. Se debe a una irritación del nervio ciático. Esta dolencia proviene a menudo de una hernia discal, pero también puede estar involucrado el músculo piriforme.
Puede profundizar sobre los problemas producidos por la ciática en el siguiente enlace: Problemas de ciática.

Dolor de cuello, hombro y espalda

Dolencias en el cuello, hombro y brazo pueden ser el resultado de un golpe, accidente o la distensión de un músculo al llevar demasiado peso o al practicar deporte. Esto puede derivar en problemas tales como tendinitis o capsulitis del hombro.
Sin embargo, muchos dolores de estas partes del cuerpo tienen su origen comúnn en una mala posición, desviación o mala alineación debido a una subluxación a nivel cervical.

Dolor de brazo

La afección más temida, llamada cervicobraquialgia, es un dolor fulgurante como una puñalada que empieza a menudo como un hormigueo, o una sensación de calor y frío. Suele provenir de una discopatía, protrusión o hernia discal, un desplazamiento o una subluxación en la zona cervical. Tal como en el caso de cualquier otra, la hernia discal, o subluxación, antes de operar, hay que acudir al doctor en Quiropráctica, puesto que este tipo de dolencia responde bien al tratamiento quiropráctico.

Tratamiento paso a paso

La atención quiropráctica es un enfoque terapéutico bien conocido que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de una variedad de lesiones y / o condiciones asociadas con los sistemas musculoesquelético y nervioso. El cuidado quiropráctico puede ayudar a realinear con precisión la columna vertebral, así como a reducir el dolor y la incomodidad, mejorar la hinchazón y la inflamación e incluso aumentar la fuerza, la flexibilidad y la movilidad en otras estructuras del cuerpo humano.

Los primeros pasos que realizará su quiropráctico en su tratamiento para el dolor consistirán en una serie de pruebas para crear un programa de tratamiento personalizado adaptado a cada caso concreto. Buscar la verdadera causa para eliminarla y restaurar la normalidad articular.

CONTRAINDICADO SENTARSE

En los primeros 10 o 15 minutos siguientes a la visita está contraindicado sentarse.

Durante este periodo de tiempo es necesario caminar para movilizar las articulaciones que acabamos de liberar y así facilitar también la buena lubricación articular y nutrición de los discos intervertebrales que la posición sentada imposibilita.

LAS 24 HORAS SIGUIENTES

Durante las 24 siguientes a las primeras sesiones evite cualquier esfuerzo excesivo

De lo contrario, la efectividad del ajuste recibido disminuirá.

ANTES Y DESPUÉS

Antes y después de cada visita evite todo tipo de tensión

Tanto física como mental. Cuanto más relajado se halle, más beneficio obtendrá de su tratamiento.

LAS CITAS

Las citas fijadas deben ser respetadas.

Estas han sido establecidas para lograr los mejores resultados.

DESPUÉS DE UN AJUSTE

Las sensaciones que puede experimentar cada persona después de un ajuste puede variar sin afectar al resultado y beneficio del tratamiento a medio y largo plazo.

Después de un ajuste puede experimentar sensación de relax, mucha energía, bienestar general, desaparición o alivio de síntomas, agujetas o dolor.

Incluso algunas veces puede experimentar molestia dado que el cuerpo tiene que adaptarse a la nueva postura y posición.

Enlaces de interés

icono-quiropractica-artículos-w100

Artículos sobre las lesiones deportivas

logo-quiropractica-barcelona-nuevo-shadow-w200

Cuidar de su salud es nuestra misión